El Covid-19, una pandemia emocional

El #Covid-19 también se trata de una pandemia emocional. Más allá de los efectos sobre nuestra salud, también trae consigo consecuencias psicológicas y emocionales.
Esto nos hace pensar que quizás lo más contagioso para la humanidad no son los #virus, sino las emociones.
En estos días el #miedo es una de las emociones que controlan nuestra vida. La incertidumbre ante el futuro nos genera desasosiego y ansiedad.
La ira también está presente. Nos sentimos mucho más irascibles,nos enfadamos con más facilidad porque el encierro y el aislamiento van haciendo mella.
La tristeza es otra de esas emociones que se manifiesta en este momento tan delicado. Nos sentimos vulnerables, inseguros y con una cierta falta de control ante el #futuro.
Todas estas emociones son completamente normales, no te sientas culpable por ello.
Sin embargo, también hay días en que experimentamos serenidad y alegría, en que nos reímos con nuestra familia y también de nosotros mismos. El sentido del humor sale a la luz, junto con el guerrero que todos llevamos dentro. La resiliencia es muy importante en estos días de Covid-19. Últimamente recuerdo mucho la película «La vida es bella», de Roberto Benigni, donde la #creatividad, la positividad, la #fe y el sentido del #humor eran protagonistas frente al dolor y a la terrible realidad que vivían. Y es que, no debemos olvidar que todos los seres humanos contamos con esa capacidad de resiliencia e instinto de supervivencia en  momentos adversos de nuestra vida. Es en las dificultades y en las situaciones extremas de la vida donde el ser humano saca a relucir  todo su potencial y pone en marcha todas sus herramientas psico-emocionales.
Os invito a tratar de desarrollar esa resiliencia en estos días complicados y a que nunca perdáis la esperanza por muy negro que imaginéis el futuro.
Os invito a desarrollar ideas originales frente a los problemas. Sois mucho más fuertes de lo que nunca podríais llegar a imaginaros, ¡os lo aseguro!
Os invito también a abriros a los vuestros más que nunca, a amar a vuestras familias y a permanecer unidos ante esta situación. No olvidéis que el AMOR lo puede todo. ¡ÁNIMO!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.